DÍA DE LA MEDICINA PERUANA, EN HOMENAJE A NUESTRO EPÓNIMO DANIEL ALCIDES CARRIÓN

El 5 de octubre se celebra el Día de la Medicina Peruana en conmemoración a la inmolación de nuestro epónimo Daniel Alcides Carrión, quien siendo aún estudiante de medicina en la Universidad Nacional Mayor de San  Marcos decidió inocularse sangre contaminada con la bacteria Bartonella Bacilliformis para contraer la “verruga peruana” o “fiebre de La Oroya” a fin de estudiar su desarrollo y evolución en el mismo.

Daniel Alcides Carrión nació el 13 de agosto de 1857 en la ciudad de Cerro de Pasco. Sus padres fueron don Baltazar Carrión De Luque, de origen ecuatoriano, abogado y médico de profesión, y su madre doña Dolores García Navarro, oriunda de Quilla-Cocha (palabra quechua que significa gaviotas del lago), situada a 15 kilómetros de la ciudad de Cerro de Pasco.

Luego de realizar sus estudios primarios en su ciudad natal, Daniel Alcides Carrión viajó a Lima para proseguir sus estudios secundarios en la Gran Unidad Escolar “Nuestra Señora de Guadalupe”, logrando excelentes calificaciones que le permitieron matricularse en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

En la mitad del siglo XIX, azolaba a los trabajadores de la sierra central una enfermedad conocida como la “fiebre de La Oroya” por los casos presentados en esta zona, que fueron catalogados como “verruga peruana”, pues ambas enfermedades mostraban una sintomatología parecida, pero se desconocía su etiología.

Ante la sospecha de que las dos enfermedades tenían una causa común y llevado por su espíritu de investigador científico decidió inocularse sangre extraída directamente de las verrugas de una paciente internada en la sala de Las Mercedes (hoy Daniel Alcides Carrión) del Hospital Dos de Mayo de Lima. A los 21 días sintió los primeros síntomas que continuó evolucionando ante la angustia de sus profesores y amigos.

A pesar de los estragos de la enfermedad, Daniel Alcides Carrión escribió personalmente su historia clínica hasta el 26 de setiembre en que agobiado por la fiebre y por la anemia entró en delirio quedando, a su solicitud, sus compañeros de estudio de seguir el llenado del importante documento clínico

Muere el 5 de octubre de 1885 dejando detalles de su investigación, los cuales permitieron descubrir que la “verruga peruana” y la “fiebre de La Oroya”, actualmente denominada enfermedad de Carrión, eran la misma patología.

Daniel Alcides Carrión sacrificó su vida en aras del progreso de la medicina convirtiéndose en mártir de la medicina peruana. Su afán de investigación y de proyección a la sociedad es un ejemplo que nuestros estudiantes deben seguir y que todo profesional de la salud debe tener.

¡Feliz Día de la Medicina Peruana!    

El 5 de octubre se celebra el Día de la Medicina Peruana en conmemoración a la inmolación de nuestro epónimo Daniel Alcides Carrión.

Comparte