RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS Y NUTRICIONALES PARA PERSONAS EN PROCESO DE RECUPERACIÓN DE LA COVID-19

Los pacientes recuperados de la infección que causa el coronavirus deben incluir alimentos de alto valor proteico, a fin de que puedan recobrar la masa muscular perdida durante la enfermedad. Así lo recomienda el Lic. Wilber Carrasco Cavero, consultor en nutrición y docente del Programa de Estudio de Nutrición y Dietética del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión-

“Durante la etapa de infección, como en todo ciclo natural de una enfermedad, el organismo emplea una gran cantidad de energía y reserva de nutrientes para sintetizar componentes que ayudan a combatirla, por lo que posteriormente se encuentra en un déficit de los mismos”, explica el nutricionista.

Debido a ello, la persona que ha superado el proceso infeccioso debe ser evaluada para conocer en qué condición se encuentra para la ingesta de comida. “Si ya puede ingerir alimentos por vía oral sin dificultad, se debe incluir aquellos que tengan considerable cantidad de proteínas y alta densidad energética, a fin de que pueda recuperar su peso en cuanto a masa muscular; asimismo, debe considerarse la incorporación de suplementos alimenticios con micronutrientes como vitamina D”.

En caso el paciente presente dificultades en la ingesta, el licenciado Wilber Carrasco indicó que debe ser evaluado y monitoreado por el equipo de profesionales en salud en el que se incluya un nutricionista clínico para que prescriba el tratamiento dietorerapéutico adecuado.

“Dado que el sistema inmunológico está debilitado por combatir la enfermedad, se requiere la ingesta de gran cantidad de nutrientes como Omega 3, vitamina C, vitamina A, piridoxina, vitamina B12, zinc, hierro y selenio. Es importante tener una alimentación balanceada, la cual incluya todos los grupos de alimentos en un día (cereales, menestras, frutas, vegetales, pescados, oleaginosas y lácteos y sus derivados) vigilando la cantidad  a consumir”, señala.

El licenciado Carrasco Cavero refirió también que los grupos más vulnerables de padecer la COVID-19 son los adultos mayores, y epidemiológicamente los varones, y las personas con hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, inmunodeficiencia, enfermedades respiratorias u otras enfermedades que agraven su condición, así como menores de un año.

El consultor en nutrición recomendó también realizar actividad física. Dijo que en el caso de los pacientes en recuperación este factor es positivo. “Se sabe que el sedentarismo y la falta de actividad física recurrente juegan un papel crítico para agravar la enfermedad debido a que condiciona el aumento de peso, una mayor pérdida de masa muscular, así como la pérdida de la competencia inmune, por eso debemos ejercitar nuestro cuerpo”, aconsejó.

Lic. Wilber Carrasco Cavero, consultor en nutrición y docente del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión.

Docente del Programa de Estudio Nutrición y Dietética recomendó incluir alimentos que contengan proteínas en la comida de pacientes recuperados de la COVID-19.

Comparte